¿QUE ES UNA ADICCION?

Cuando alguien es adicto, no es capaz de controlar su consumo de drogas o continúa consumiéndolas a pesar del daño que provocan. La drogadicción puede causar un deseo imperioso de consumir la droga (craving). Las personas pueden desear dejar el consumo, pero la mayoría de las veces se dan cuenta de que no pueden hacerlo por sí solas.

Para muchas personas, lo que comienza como un consumo casual lleva a desarrollar una adicción. Ésta puede tener consecuencias graves y a largo plazo que incluyen problemas de salud física y mental, de relaciones interpersonales, de empleo y con la ley.

La persona que sufre de drogadicción requiere ayuda médica, de su familia, amigos o grupos de apoyo o un programa de tratamiento estructurado para superar la adicción y mantenerse libre de consumo.

Síntomas

    La mayoría de las adicciones parte con un consumo casual o social de la droga. Para algunas personas, el consumo de drogas se transforma en un hábito que se vuelve cada vez más frecuente. A medida que pasa el tiempo requieren dosis más grandes para lograr el efecto deseado y pronto necesitan la droga simplemente para sentirse bien, volviéndose cada vez más difícil estar sin consumir. Suspender el consumo provoca una necesidad imperiosa de consumir (craving) e intenso malestar físico (síndrome de abstinencia)

    ¿Cuándo se dice que una persona sufre de alcoholismo?

    Los síntomas o conductas que presenta una persona adicta a las drogas incluyen:

  • Sentir que tiene que consumir la droga en forma regular; esto puede ser diariamente o incluso varias veces al día
  • Fracasar en los intentos de detener el consumo de la droga
  • Asegurarse de que mantiene una provisión de la droga
  • Gastar dinero en droga aunque no esté a su alcance
  • Realizar actos para obtener la droga que normalmente no haría, tales como hurtar o robar
  • Sentir que necesita la droga para poder enfrentar los problemas
  • Manejar o realizar actividades riesgosas bajo la influencia de la droga
  • Dedicar más y más tiempo y energía para obtener y consumir la droga
  •  

    ¿ Cómo Reconocer los Signos de Consumo y Dependencia e Drogas?

    Los signos y síntomas particulares del consumo y de la dependencia de drogas dependen del tipo de droga. Se puede detectar el consumo o abuso en un miembro de la familia según los signos y síntomas físicos y conductuales asociados a la droga.

    Si Ud. cree que su consumo de drogas está fuera de control o le está causando problemas, busque ayuda. Cuando antes lo haga, mayores son las probabilidades de una recuperación duradera.

    ¿Cuándo hay que consultar al médico?

  • El alcohol comienza a formar parte integral de una comida o salida y es impensable que no esté presente
  • Se bebe en períodos de estrés psíquico o social
  • La idea de permanecer abstinente por un tiempo produce desagrado
  • Sólo después de algunas copas, la persona se siente equilibrada y bien
  • No puede dejar de consumir una droga
  • Su consumo ha llevado a que tenga conductas riesgosas, tales como compartir jeringas o tener relaciones sexuales sin protección
  • Cree que está presentando síntomas de abstinencia. Si está reticente a consultar a un médico, las líneas telefónicas de ayuda pueden ser una buena opción para conocer alternativas de tratamiento.
  • Solicite ayuda de emergencia si Ud. u otra persona ha consumido una droga y…:

  • Puede haber consumido una sobredosis
  • Pierde la conciencia
  • Tiene dificultad para respirar
  • Tiene convulsiones
  • Tiene signos de infarto cardíaco, tales como dolor o presión al pecho
  • Tiene cualquier otra reacción problemática física o psicológica al consumo de la droga
  •  

    ¿Qué alternativas de terapia existen?

    Al diseñar un tratamiento es importante que éste se adapte a la individualidad de cada paciente. Una condición necesaria para una terapia exitosa es que el paciente desee detenerse y que tenga la disposición a tolerar las etapas difíciles. Estas condiciones no necesariamente se dan en las primeras sesiones de tratamiento, momentos en que el paciente con frecuencia está ambivalente con respecto a su tratamiento. Sin embargo, la ambivalencia va cediendo a medida que recibe las acciones del tratamiento y comienza a ver el efecto positivo de éste. En todo este proceso es fundamental el apoyo de su entorno social, es decir, la colaboración de su red de apoyo.
.-
.-
.-